Cuando un lugar vive la ciudad se vuelve más segura

«Cuando un lugar vive la ciudad se vuelve más segura»; Pepe Moyao tiene claro que la intervención en Frontón México también ocurrió en la col. Tabacalera; y conforme pasa el tiempo cada vez se perciben más los beneficios que ha traído consigo.

Recorrer Frontón con Moyao es agradable; somos un grupo pequeño y el arquitecto va explicando desde detalles de la fachada, hasta teoría arquitectónica y anécdotas de la obra. En su voz transmite la pasión por su profesión y por los proyectos en los que participa.

Su dominio en diseño y centros de entretenimiento, espectáculos, teatros y art déco envuelve; y él explica todo de forma que saliendo de ahí ya te sientes experto en el tema. De una forma muy amena, entre clase y plática, vamos caminando por el inmueble y lo recorremos.

 

Cuando un lugar vive la ciudad se vuelve más segura
Art déco de Frontón México pan coupé

Frontón México Centro de Entretenimiento. Fotografía: Moyao Arquitectos ©

De este recorrido seis cosas llamaron en particular mi atención. La primera de ellas es la intervención en el hall, ya que el trazo del piso de terrazo fue recreado a partir de fotografías.

Si bien los frisos con bajorrelieves son originales, varios elementos art déco fueron reinterpretados en metal en el espacio. Estos se pueden apreciar tanto en columnas como en plafón. Los motivos siempre aparecen en triadas: tres líneas, tres cajillos, tres planos.

Al ingresar a la cancha, lo siguiente que llama la atención es el frontón, las gradas y la estructura superior. Vamos en ese orden.

El frontis de la cancha o frontón está hecho de piedra chiluca color verde;  fue pintado de negro reforzando un sentido de elegancia. Esta cantera mexicana es lo que hace que el frontis sea tan vivo, motivo por el cual Frontón México es el más rápido del mundo para jugar cesta punta. A petición de la familia Cosio no se cambió ni alteró nada en la cancha, a excepción del color.

Con respecto a las gradas, Moyao explicó que una sección fue demolida para sustituirse por gradas retráctiles; de tal forma que la capacidad varíe según las necesidades. Así, puede recibir de 1,670 a 4,212 personas en sus capacidades máximos.

Moyao agrega que todo Frontón recibió un «reforzamiento estructural interno que no alterara la fachada»; y explica que en el área de la cancha la estructura superior soporta 70 toneladas de equipo; lo cual aporta gran versatilidad a las producciones de distintos eventos.

Mientras vemos un partido de exhibición de jai alai, observamos los muros y los materiales del venue. La acústica es excepcional: la intervención lo convirtió en una caja escénica. Gracias a su diseño de isóptica, mecánica teatral y control de ruido es idóneo para eventos audiovisuales y encuentros deportivos.

Cuando ya casi terminaba el recorrido me llamó la atención que hubiera cisternas de agua pluvial ya que pocos inmuebles en la ciudad cuentan con ello.

Al final, Pepe agrega que existen dos cisternas con aditamentos para distribuir agua de lluvia y reciclarla. Una de ellas se utiliza para todos los servicios de limpieza y sanitarios; y la otra es de uso exclusivo para el sistema de protección contra incendios. La captación de agua de lluvia se realiza por medio de la cubierta.