Entrevista: Ekhi Martínez Ayo

Ekhi M. Ayo (2017). © Frontón México Centro de Entretenimiento

Además de pelotari, Ekhi Martínez Ayo (1992, Vitoria-Gasteiz, País Vasco, España) también se ha especializado y formado como cestero: hacer, tejer y reparar cestas no es tarea fácil y aunque el perfeccionamiento de este artesanal oficio lleva años, es un hecho que Ekhi va por muy buen camino. Originario del País Vasco, el estilo y juego de este zaguero seguirá dando de que hablar: su debut profesional fue esta temporada en Frontón México, así que seguro pronto veremos más de él.

 

—¿Cuándo empezaste a jugar Jai alai? ¿Por qué te gusta la cesta punta?

Ekhi M. Ayo: Empecé a jugar a los 7 años en la escuela de los hermanos Ibarra en Vitoria-Gasteiz. Mi afición por el Jai alai viene por tradición familiar: tanto por mi tío Ibon Ayo que fue profesional en Filipinas y continúa jugando como aficionado; como por mi abuelo Juan Antonio Ayo, el primer presidente del club de nuestro pueblo. Me tocaba a mí ser el siguiente de la familia y pronto será mi prima pequeña quien empiece a dar los primeros pelotazos en la cancha.

 

—¿Qué es ser pelotari?

EM: Para mí ser pelotari es una forma de vida. Desde que nací estoy en el frontón y quiero que siga siendo así porque me gusta, disfruto jugar y aprendo mucho en todos los aspectos. Además, me ha dado la oportunidad de conocer gente increíble y hacer amistades para toda la vida.

 

—¿Hay algún pelotari, que ya no juegue en la actualidad, a quien hayas admirado?

EM: He admirado y admiro al caballo Elorza, figura mítica que jugó en México y que por muchos años fue el mejor zaguero, conozco su juego gracias a algunos videos de sus partidos. Otra leyenda que admiro, cuyo juego también conozco por videos, es Remen: uno de los mejores delanteros de todos los tiempos. Es un privilegio conocerle y poder recibir sus enseñanzas, lo siento como si fuera mi tío.

 

—¿Hay algún pelotari que te guste ver jugar? Alguien cuyos partidos sean increíbles y un gran espectáculo de inicio a fin​.

EM: Me gusta especialmente ver a Gotzon Enbil: mi ídolo y punto de referencia en este deporte. Ojalá lo podamos ver pronto aquí en México, ya que es el único zaguero con un juego del nivel de López e Irastorza. En casa, mis dos referencias son Endika y Garai, dos grandes pelotaris.

 

—¿Hay algún delantero con quien te guste jugar en parejas? ¿Por qué?

EM: Me adapto a jugar con cualquier compañero, siempre intento jugar en equipo teniendo en cuenta los puntos fuertes de cada uno. Con Olha, por ejemplo, me entiendo muy bien, hace años que jugamos juntos por primera vez y cuando somos equipo tengo mucha confianza para jugar contra quien sea. Lo mismo con Olharan; y con Egiguren, qué te voy a decir… jugar con el mejor del mundo es una garantía siempre.

 

—¿Contra quien te gusta o gustaría jugar? ¿Quién es un adversario que te reta a ser mejor?

EM: Este año debute como pelotari profesional, así que jugar contra todos los que llevan años como profesionales es un reto y un privilegio. Me siento especialmente motivado jugando contra López, Irastorza, Etcheto o Egiguren, por mencionar algunos zagueros contra quienes he podido jugar esta temporada.

 

—¿Qué te motiva a dar lo mejor de ti y a entregarte en la cancha?

EM: Mi forma de ser me motiva a dar lo mejor de mí en cada partido: en todas las facetas de mi vida intento ser íntegro y recto. Mi trabajo en el frontón es jugar al 100% y trato de hacerlo así siempre. A veces salen mejores partidos, pero eso es parte intrínseca del juego. Quien me conoce sabe que dejo todo en cada partido.

 

—¿Cuál es tu jugada o movimiento favorito?

EM: Mi jugada favorita es la «Guillermina». Lanzar desde atrás un «bajonazo de revés» a «dos paredes». Soy consciente de que el trabajo de un zaguero es aguantar el tanto y dominar, pero a veces no puedo evitar tirar alguna jugada inesperada.

 

—¿Haces otra cosa además de jugar Jai alai? ¿Cómo lo combinas con el Jai alai?​

EM: En Euskadi me dedico al oficio de cestero en mis ratos libres; y como monitor de Cesta punta también enseño a jugar a los niños. Soy aficionado a las artes marciales chinas y tomo clases de Kung Fu.

En México sigo arreglando cestas a mis compañeros y practico lo más que puedo Kung Fu. También me gusta nadar y hacer fondos; y bueno, en general todo lo que hago es complementario y me ayuda a sumar para estar más preparado y jugar a mi máximo nivel en el frontón.

 

​—¿Cuál ha sido tu experiencia en Frontón México?

EM: La experiencia en frontón México está siendo inolvidable, tanto dentro como fuera de la cancha. En la cancha siento que estoy creciendo a gran velocidad y mis compañeros e intendente me dan todas las oportunidades para seguir así. Me siento muy querido y afortunado dentro del cuadro. Fuera de la cancha he conocido a gente increíble, grandes amistades que seguro se mantendrán en el tiempo por muchos años y eso la verdad no tiene precio. Voy a echar de menos esto cuando marche, pero cuando vuelva será con más ganas.

Con los compañeros del cuadro la relación es muy buena; en particular con Ituarte y Egiguren, a quienes siento como si fueran familia. También con Aaron y Julen, mis compañeros de casa; Olha e Inza, dos compañeros a quienes veo seguido; y de México con quienes tengo más trato son Ochoa y Sierra. Además, cenamos todos juntos muy a menudo y en general nos llevamos estupendamente. El ambiente es genial y estoy feliz de estar aquí.

 

Compra tus boletos en línea a través de www.fronticket.com.mx; o en las taquillas de Frontón México Centro de Entretenimiento. 

Deje un comentario