Entrevista: Txabi Inza

 En Entrevista, Frontón México, Jai Alai, Live

Txabi Inza (2017). © Frontón México Centro de Entretenimiento

Además del Frontón, el otro lugar en el que Txabi Inza (1983, Saint Jean de Luz, Francia) se siente cómodo es detrás de cámara. A sus 34 años, este zaguero francés—que habla español como pocos—, sabe qué tiene que hacer para recordarnos lo espectacular del jai alai. Tras un«mira la pelota y listo», me di cuenta que estaba en su cancha. Consciente del lugar desde el cual estoy grabando, de la lente, y de cómo se ve este deporte, Inza encesta, camina hacia mí y me dice: “—¿Estoy lo suficientemente cerca? Ven conmigo, mira”. Acto seguido lanza de derecha con tal fuerza que alcanzó a sentir el aire que corta la cesta. Ese es Txabi Inza, sus gestos quedan en el aire y como me han dicho algunos de sus compañeros: «es alguien fuera de este mundo».

 

—¿Cuándo empezaste a jugar Jai Alai? ¿Por qué te gusta la cesta punta?

Txabi Inza: Bueno, pues yo empecé muy tarde, a los 14 años—normalmente se empieza a los 6 o 7 años. No conocía este deporte, pero fui a verlo un día, me encantó y ahí seguí. Del jai alai me gusta todo, me encanta porque tienes que tener fuerza, agilidad, velocidad… es muy completo y eso me fascina.

 

—¿Qué es ser pelotari?

TI: Para mí ser pelotari es un estilo de vida y un privilegio. Practicar este espectacular deporte me ha permitido conocer mucha gente maravillosa, muchos lugares del mundo y eso ya es mucho.

 

—¿Hay algún pelotari, que ya no juegue en la actualidad, a quien admires?

TI: Le tengo mucho cariño a Gonzalo Bascoetxea un pelotari de Guernica, del País Vasco, a quien considero una referencia humana dentro y fuera de la cancha.

 

—¿Hay algún pelotari que te guste ver jugar? Alguien cuyos partidos sean increíbles y un gran espectáculo de inicio a fin​.

TI: Diría que no tengo uno en particular; de cualquier forma, ver jugar a pelotaris como López, Irastorza o Goitkoetxea lo es todo, porque hacen sentir, porque hacen creer al público que es fácil moverte en la cancha y atrapar la pelota. Para mí, como jugador, conociendo la dificultad del jai alai, valoro aún más cómo juegan. Aunque si tuviera que elegir, sería Gotzon Enbil, zaguero de Zumaya y múltiple campeón del mundo. Su juego es increíble, es una gran figura que destaca en la cancha por sus habilidades, pero sobre todo por su humildad, aspecto que le hace ser aún más grande.

 

—¿Hay algún delantero con quien te guste jugar en parejas? ¿Por qué?

TI: Me gusta jugar con Mikel Egiguren, es un gran jugador y mi amigo también. Antes que nada, en lo personal, Egiguren confío en mí y es quien me permitió debutar profesionalmente; y en cuanto al juego se refiere, porque es un pelotari que lo da todo en la cancha y cuyo juego no aparenta la complejidad del mismo.

 

—¿Contra quien te gusta o gustaría jugar? ¿Quién es un adversario que te reta a ser mejor?

TI: Creo que tanto en México como en Euskadi estoy jugando con y contra los mejores: es la mayor recompensa que recibo todos los días.

 

—¿Qué te motiva a dar lo mejor de ti y a entregarte en la cancha?

TI: Simplemente el poder reconocer la suerte que tenemos todos de formar parte de este proyecto. Soy deportista y competidor, así que juego con lo que tengo y siempre lo hago lo mejor posible. Es una satisfacción personal, pero sobre todo es darlo todo al público, a los entrenadores, a quienes me contratan y a quien arregla la cesta después de un partido.

 

—¿Cuál es tu jugada o movimiento favorito?

TI: Juego más de revés, pero Frontón México es un frontón muy vivo, así que las jugadas con la derecha hacen más daño porque, a diferencia del revés en el que la trayectoria de la pelota es más recta, jugando de derecha se puede variar mucho más el juego con la pared izquierda: la pelota se puede pasar de arriba, de abajo, de costado.

—¿Haces otra cosa además de jugar Jai Alai? ¿Cómo lo combinas con el Jai AlaI?

TI: Estudié comercio internacional, pero trabajo como bombero en Francia y en México imparto cursos de primeros auxilios. La ventaja de este trabajo es que tiene mucha flexibilidad, lo cual me permite estar en continuo contacto con el Jai Alai y el deporte en general.

 

​—¿Cuál ha sido tu experiencia en Frontón México?

TI: El Frontón es un poco difícil, ya que es de 6 a 8 metros más largo que las canchas en las que solemos jugar, así que hay que adaptarse. Es un Frontón en el que hay que ensayar mucho para engancharse bien y poder jugar a gusto. En cuanto a la convivencia con los otros jugadores, como soy bombero y vivir en comunidad es lo mío, me encanta cómo se están dando las cosas aquí, ya que me está permitiendo conocer más a muchos jugadores del País Vasco español y por supuesto de México: no es lo mismo verte de vez en cuando en un frontón, a verte casi diario. Descubres el carácter de cada uno, las cualidades… Estoy muy contento con cómo se han ido dando las cosas esta temporada.

 

​—¿Cuál ha sido tu experiencia en México?

TI: A México he estado viniendo desde el 2006; calculamos el otro día mis amigos y yo que en total han sido unas 32 veces. Me enamoré de este país y si me puedo quedar a vivir aquí, más contento todavía.

 

Compra tus boletos en línea a través de www.fronticket.com.mx; o en las taquillas de Frontón México Centro de Entretenimiento. 

Entradas Relacionadas

Deje un comentario