Frontón México se pone de pie: los azules despiertan la pasión del Jai Alai

 En Frontón México, Jai Alai, Live

Jean Olharan (1989, Francia); Imanol López (1984, España); y Nicolas Etcheto (1989, Francia). © Frontón México Centro de Entretenimiento

En el Jai Alai la técnica es importante, sí; pero de nada sirve si se deja la pasión en la banca. Es como la vida: lo mejor pasa cuando no lo planeas.

Este fin de semana hubo un partido estelar espectacular, Christophe Sánchez e Imanol López (rojos) se enfrentaron a Jean Olharan y a Nicolas Etcheto (azules). Si bien la victoria fue de los rojos, los azules se ganaron el corazón del público cuando pasaron de un 20 – 12 a un 20 – 19; y luego de 28 – 22 a un épico 29 – 29.

Entre tanto y tanto, los asistentes agradecieron el esfuerzo de los azules y los alentaron a seguir, ofreciéndoles algo que los mexicanos sabemos hacer muy bien: gritar. Al coro de “¡Azules, azules, azules…!” Olharan y Etcheto consiguieron por primera vez en décadas devolverle la vida a Frontón México  y pusieron de pie a todos: la energía y entusiasmo los acompañó hasta el final. Ese día cuando el 30 – 29 fue a favor de los rojos, nosotros «perdimos» con los azules: también lo dejamos todo en la cancha, incluido el dinero de la apuesta.

Pero no olvidemos a López y Christophe, quienes demostraron que la técnica, la táctica y la experiencia los ha llevado al lugar que ocupan en la cesta punta. El duelo fue digno de todas las apuestas, las alegrías y los aplausos que se llevaron a casa estos pelotari.

I.

Retomaré lo dicho en una entrada anterior: «Cuando te toca, ni aunque te quites; cuando no te toca, ni aunque te pongas». Hablé con Jean (Olharan) y de la nada, en un perfecto francés, me dijo: «—Lo mejor pasa cuando no lo planeas». Hecho: el sábado Jean, más allá de la técnica, aprovecho la ocasión: le tocaba encestar, bloquear y lanzar al lugar que lo llevaría a igualar el tan anhelado 29 – 29. Estaba listo y en compañía de Nicolas festejó en grande un instante que por sí sólo sabía a victoria.

II.

Mismo partido, distinto pelotari. En el 20 – 12 y en el 28 – 22 (a favor de los rojos), junto a mí y al borde del asiento, Ludovic Laduche con angustia, también en un perfecto francés, me decía: «—No han ganado, no han perdido». Hay que reconocerlo, se siente bien ganar, pero ¿de qué sirve ganar si no es buen partido? Lo que vimos cuando los cuatro pelotari salieron de la cancha fue evidente: la satisfacción de haber dado lo mejor de ellos, se entregaron y agradecieron la compañía de un público que los levantó cuando lo necesitaron. Su alegría rindió honor a la tan anhelada «Fiesta Alegre» de la que me habían estado platicando. Ese día todos la vivimos.

III.

1. Hecho: A Christophe y López les tocaba ganar: encestaron, bloqueron y lanzaron como los profesionales que son.

2. Hecho: Ludovic Laduche le iba a los azules. El partido no había terminado, pero ambos lo sabíamos: el triunfo era para la cesta punta, esa noche ganó el Jai Alai cuando todos dieron lo mejor de sí en el partido.

3. Confesión: Desde que vi el calendario y escribí los nombres yo sabía a quien le iba: a los rojos. Gracias Christophe e Imanol, a mí tampoco me defraudaron. ¡Emoción total de principio a fin! ¡Gran cierre!

La pregunta que resta es sencilla: Pedro (Andrinúa), Jon (Andoni), ¿cuándo es la revancha?

 

Compra tus boletos en línea a través de www.fronticket.com.mx; o en las taquillas de Frontón México Centro de Entretenimiento. 

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Suscribete a nuestro Boletín de Promociones y Noticias.