Jugar a la grande, ¿o a la chica?

Pedro Andrinúa, Intendente de Jai Alai México, sonríe y me dice: «—¿Quieres jugar a la grande o a la chica?». No es un albur, es Pedro Andrinúa explicando cómo funciona la apuesta en Jai alai y no morir en el intento.

Tras ver mi reacción/cara, papel y pluma en mano empezamos: «—Imagínate, Pedro contra Tam…». —Muy fácil Pedro, ganas tú.

Todo empezó un día en el que Pedro y yo nos sentamos a revisar el reglamento de apuestas. Después de unos minutos fue evidente que yo no entendía; con ustedes la cátedra que me dio Pedro ese día.

 

¿Quieres jugar a la grande o a la chica?

— Pedro, en el Jai alai, ¿cómo funciona la apuesta?

Pedro Andrinúa: ¿Quieres jugar a la grande o a la chica? Bueno, ahorita llegamos a eso. Vamos en orden.

El intendente es responsable del cuadro de pelotaris; y de nivelar los partidos para que la apuesta sea lo más «pareja» posible. El corredor es quien lleva la apuesta y representa a la empresa; los identificas fácil, porque traen saco y una boina roja.

Cuando el corredor recibe la petición de apuesta de una persona, la grita o canta. Se acepta la apuesta diciendo «Va». Para cerrar la apuesta, se lanza a cada uno una pelota. En la pelota se inserta una boleta con el color, cantidad apostada y lo que se ganará si se acierta.

Eso es lo básico; ya luego se pueden hacer diferentes combinaciones en las apuestas. Hay quienes conocen «el arte de cubrirse», de esa forma no sólo evitan perder dinero; sino que buscan la forma de ganar más.

 

—¿Qué es «jugar a la grande»?

PA: Son apuestas grandes; por lo regular se apuesta al favorito o al que va adelante en el marcador. Por ejemplo: 100 a 80; ó 100 rojos, 80 azules. Por cada 100 de apuesta, se ganan 80. Por eso se dice «jugar a la grande».

 

—¿Qué es «jugar a la chica»?

PA: Se le conoce como «chiquiteros», se trata de apuestas en las que se tiene ventaja. Se apuesta por el color que no es favorito o por el que va abajo en el marcador. Ejemplo: 40 a 100, es decir apostar 40 y ganar 100. Eso es «jugar a la chica».

 

«Las paradas»

—¿Qué es eso de «las paradas»?

PA: Cada parada es un boleto de apuesta. Has de cuenta: «—Quiero diez paradas de 100 a 80». Entonces va a haber diez boletas de 100 y diez boletas de 80. Entonces yo estoy apostando 100 y el corredor va a cantar para ver quien va por 80.

El corredor grita o canta: «¡100 a 80!», y tú dices «quiero 10 paradas». Todas las paradas son de 100, eso significa que serían 1,000 pesos contra 800. Cada parada es el equivalente a lo que se esté cantando. Podrían cantar 50… Hay gente que acepta y hay gente que no acepta.

 

—¿Las paradas son para el partido o para un tanto?

PA: Las paradas son para el partido y se pagan al final de éste. Se puede apostar en todos los tantos, refiriéndose al partido; pero no se apuesta por el tanto. Al inicio de un partido está más parejo; pero conforme avanza, se puede ir separando, nivelando, o incluso dar la vuelta en el tipo de apuesta.

 

¿Más o menos paradas?

—¿Y qué conviene más? ¿Menos paradas? ¿o más paradas?

PA: Ahí lo que pasa es que, si el partido es, por ejemplo, Egiguren-López contra Olharan-Etxeto —[no lo nieguen, todos se imaginaron el partido]—; el dinero sale 100 a 80 a favor de Egiguren-López; y pon tú que se separan unos tantos. Van 10-6 —[Me lo puedo imaginar perfecto]—.

Eso no quiere decir que Olharan y Etxeto estén mancos, habrá quien diga «—Ok. Yo te doy 100 paradas de 100 a 60; si alguien acepta, dice «va»: el corredor lleva la apuesta.

Los grandes apostadores juegan los $10,000.00 para ganar $6,000.00; y el «chiquitero» va $6,000.00 para ganar $10,000.00.

Si ganan Egiguren-López: le regresan $10,000.00, más $6,000.00 menos el porcentaje de casa; eso es apostar a la grande. Por el contrario, si ganan Olharan-Etxeto: el chiquitero recupera sus $6,000.00, más $10,000.00 menos el porcentaje de la casa.

Nos fuimos muy alto, normalmente son 3, 5, hasta 10 paradas.

 

La pelota, el color y «castigar»

—¿Desde cuándo se avienta la pelota? ¿Cómo funciona?

PA: Es de toda la vida; es tradición. Haz de cuenta: En una pelota de tenis con un agujerito se meten las paradas; se lanza y la persona la agarra. Para qué voy hasta allá con las paradas, se pierde tiempo. Mejor meto las paradas en la pelota, se la aviento a la persona, las agarra y la devuelve.

 

—¿Cuándo es rojo y cuándo es azul?

PA: El corredor se toca la cabeza con la mano derecha para indicar rojo; y se toca el brazo izquierdo para decir azul.

 

—¿Qué significa que el Intendente «castigue»?

PA: Se dice que el Intendente puede «castigar» a una pareja que lleva ventaja, al hacer que saque desde la línea 12. De esa forma se puede nivelar un partido en el que una pareja tiene más juego que la otra.

El verdadero jugador de apuesta sabe que por muy bueno que sea el pelotari, un saque del 12 pone en desventaja al mejor y da ventaja al que no tiene tanta experiencia.

Un partido 100-60. El intendente puede castigar, en lugar del cuadro 10 ½.

 

Esta entrevista se divide en cuatro partes:

I. Pedro Andrinúa: «Si volviera a nacer sería pelotari»
II. Pedro Andrinúa: «Los Grandes Pelotaris»
III. Pedro Andrinúa: De Pelotari a Intendente
IV. Jugar a la grande, ¿o a la chica?