La Reina de El Palacio de la Pelota

 En Frontón México, Jai Alai, Live
Yolanda I La Reina de El Palacio de la Pelota

S. G. M. Yolanda I: La Reina de El Palacio de la Pelota, 1936 (Acervo Digital 1937). © Frontón México Centro de Entretenimiento

Frontón México, como El Palacio de la Pelota que es, tenía a su Reina. En 1936 Su Graciosa Majestad no era otra sino Yolanda I: la Reina de El Palacio de la Pelota. No, no es broma.

 

La Reina de El Palacio de la Pelota

Volveré un poco en el tiempo para que constaten que no he perdido la cabeza —a falta de pelotaris—. Recientemente recibimos en préstamo la 5a edición de El libro de la Pelota. Álbum conmemorativo de La Gran Temporada de Oro del “Frontón México”  (1937), sobre la temporada de 1936.

Ya hemos compartido un par de imágenes de esta interesante publicación en la cuenta de Instagram de Frontón México. Por un lado la portada, en la que aparecen “Pistón y Ugartechea, Campeones Mundiales de Cesta Punta en 1936”; por otro, un glosario ilustrado a modo de caricatura del lenguaje frontonístico del Jai alai,“Frontón Gráfico”.

El Libro de la Pelota

Pistón y Ugartechea, Campeones Mundiales de Cesta Punta en 1936; y Frontón Gráfico (Acervo Digital 2017). © Frontón México Centro de Entretenimiento

Leyendo esta maravilla de la pelota vasca, encontré un texto que llamó mi atención: “Cosas de Derechazo”, firmada por “Derechazo”. No tengo más remedio que compartir el párrafo que me llevo a investigar más sobre el reinado de Yolanda I:

“¿Podría ponerme a hablar ahora de que México es la Sede de la pelota vasca; que aquí actúan los mejores pelotaris del mundo; que hasta nos permitimos el lujo de hacer campeonatos; que tenemos una magnífica reina —perdón, REINA—; que establecimos la maravillosa innovación de enjaular al Intendente; que les damos vacaciones en Acapulco a los pelotaris que se cansan o nos cansan;…”

Y así sigue… Pero, alto. Leyeron bien: “REINA”. Querido lector, no se distraigan con la genialidad de encerrar al Intendente en una jaula; ni con los torneos; ni con las banalidades de los pelotaris y sus vacaciones. Aquí lo importante es saber más sobre la Reina y en dónde está; ya que desde 1937 ni rastro de S. G. M. Yolanda I.

 

S. G. M.

Yo había leído eso en otra parte… y había escuchado eso en otro lado. En realidad, El libro de la Pelota sólo vino a confirmar que sí: Frontón México tenía Reina. Pero no me había quedado claro ya que siempre aparecía « S. G. M. Yolanda I»… Así que busque en internet qué significaba «S. G. M.» y me lleve la sonrisa/carcajada más honesta que he tenido este verano. Querido lector, con ustedes: Su Graciosa Majestad… Yolanda I. Por cierto, Internet también me informó que esta expresión todavía está en uso.

Bien, sigamos con la Reina, el Reinado y El Palacio. Políticamente hablando, en México los imperios no funcionaron; y probablemente los reinados tampoco habrían sido aceptados. Pero socialmente la Reina de la Primavera; la Reina del Carnaval; o La Flor más Bella del Ejido, siempre han gozado de gran popularidad. Así que la teoría es esta: Existen 2 principios fundamentales para que un Reino funcione: 1. Un Reino no se impone, se gana; y 2. Para tener Reinado, primero hay que tener Palacio… O tener sangre azul, aparentemente eso también ayuda.

Por si esto no fuera suficiente, S. G. M. Yolanda I, ya instalada en su Palacio de la Pelota, fue el motivo de un concurso de poesía. O mejor dicho de los «Juegos Florales del “Frontón México”» —ya saben, porque aquello de que el lenguaje adorna—. Para que no se lo imagine, a continuación el poema acreedor al primer lugar y medalla de oro.

La Reina de El Palacio de la Pelota

La Reina de El Palacio de la Pelota S. G. M. Yolanda I (Acervo Digital 2017). © Frontón México Centro de Entretenimiento

 

Tríptico Heráldico, Por Horacio Zúñiga

1er Premio y Medalla de Oro, de los Juegos Florales del “Frontón México”, en honor de S. G. M. Yolanda I

I

Paloma en una corte de leones;
lirio de luz en selva de laureles;
en fiero mar, espuma de rondeles;
arco iris en crencha de ciclones.

Alma de aroma, ensueños y oraciones;
vida toda de arrullos y de mieles;
labios con retozar de cascabeles;
ojos con espejismo de ilusiones.

Tal la reina fragante que decora
el triunfo del vigor y la destreza
con la flor de su gracia seductora.

¡Tal la magia inmortal de la belleza
que resuelve la noche en una aurora
y astilla en sol del hierro la firmeza!

II

¿Pero existen aún reinas de cuento
en esta hora trágica y sombría
que mira hundirse al bergantín del día
en un abismo tempestuoso y cruento?

¿Puede encontrar el corazón sediento,
igual que antaño, fuentes de armonía?

¿Hay bardos en el mundo todavía?
¿Es azul, como ayer, el firmamento?¿Será posible?… ¡Sí! ¡Sólo por ella, por ella,
que es la más dulce criatura
la vida vuelve a ser dichosa y bella!¡Oh mujer que eres, lampo y hermosura,
la redención de brillos de la estrella
sobre la charca de la sombra impura!

III

¡Salve, reina del fuerte y del osado,
del que es trueno y canción, ave y encina;
del que lleva una alondra peregrina
dentro del pecho en el rigor templado!

¡Salve, reina ideal, que así has logrado
sangrar en gemas la profunda mina,
y que con tu poder de hada madrina,
todo de ensoñación lo has perfumado!

¡Salve, musa de cisnes y azucenas,
orgullo de la corte de los Luises
que llevas miel de México en las venas!

¡Salve, Oh, emperatriz de emperatrices,
pues sobre el huracán de las melenas
deshojas la elegancia de tus lises!

Cualquier información sobre el paradero de S. G. M. Yolanda I —u otra Reina de Frontón México— será bien recibida.

 

Publicaciones recientes

Deje un comentario