Otras especialidades: juegos directos de pelota vasca

Además de las especialidades de pelota vasca aceptadas por la FIPV (Federación Internacional de Pelota Vasca), existen otras especialidades. Hoy revisaremos los juegos directos de pelota vasca.

¿Quién dijo que una especialidad no puede practicarse en otra modalidad? Si bien estas especialidades, practicadas en trinquete o plaza libre, no participan en el Mundial de Pelota Vasca; siguen vivas gracias a la tradición.

A continuación, las otras especialidades de pelota vasca que se consideran juegos directos; y herederos del juego de mano.

Laxoa, pasaka y rebote, son algunas de las especialidades más antiguas de juego directo de pelota vasca.

Partido de rebote en Zubieta durante la jornada de clausura de la Semana Vasca (San Sebastian, 1931). Ricardo Martin; Fototeca de Kutxa

Otras especialidades de pelota vasca

—Juegos directos—

Estas especialidades tienen en común que:

  • El partido se desarrolla por el sistema de juegos y no por el de tantos; y se cuenta como 15, 30, 40 y juego.
  • La igualada a 40 no existe, cuando van 40-30 y el segundo equipo anota, el punto cae a 30 iguales. En ese momento se anuncia el puntaje «a dos». Esta última regla consiste en 2 tantos de diferencia para ganar. Cada que se iguala a 40, se cambia de lado, hasta que un equipo supera la barrera y alcanza 50; con lo que se gana el juego.
  • La pelota puede ser devuelta al aire o después del primer bote; pero no debe salir de los límites del terreno (laxoa y rebote).

 

Laxoa, largo o guante

¿Dónde? Plaza libre: 50-70 m L•12-20 m A.
¿Con qué? 2 centrales: guante corto; 2 extremos: guante largo. Pelota de cuero

Partidos: 9 ó 13 juegos y 3 jueces

#laxoa @doneztebekolaxoa @laxoaelkartea #sakea

Una publicación compartida por Daniel Carballo Ostolaza (@boteluzea) el

La laxoa es una adaptación del bote luzea; por lo que conserva casi las mismas reglas. En la actualidad se practica en plaza libre; limitado en un extremo por un muro y en el otro por el «botarri».

La cancha está dividida a la mitad por una línea central; y cada equipo se coloca en un lado, quedando frente a frente. Dos equipos de 4 jugadores se enfrentan utilizando guantes de cuero poco curvados; estos tienen encerado el canal por el que se desliza la pelota, por lo que se devuelve rápidamente.

El juego inicia con el saque:

  • El delantero lanza la pelota en el «botarri» y luego la lanza al campo opuesto con la mano enguantada.
  • Los intercambios sueles ser cortos, en promedio de dos a cinco lanzamientos.

Un equipo marca un «kintze» o tanto cuando:

  • Un jugador del equipo contrario lanza la pelota fuera del área de juego sin tocar el suelo de la cancha.
  • No se puede devolver la pelota al otro lado y cae en el terreno de juego.
  • La pelota toca dos veces al jugador; o dos jugadores del mismo equipo la tocan sucesivamente.
  • Se retiene la pelota y no se laza.

Las «arrayas»:

  • Se marcan cuando la pelota bota más de una vez, se detiene o rueda sobre el suelo; quedándose en la cancha o saliendo del terreno de juego.
  • Se juega inmediatamente si un equipo ya tiene 40. Si no, se juega más tarde, cuando un equipo llega a los 40 o cuando se cometerá un segundo «arraya».
  • Cuando se juega los equipos cambian de campo y la línea que lo divide se mueve al lugar de la «arraya». Ya juagadas la línea vuelve a su lugar inicial.

 

Pasaka, pashaka, paxaka

¿Dónde? Trinquete: cancha 28,5 m L•9,3 m A.
¿Con qué? Guante de cuero: 34 cm L•19 cm A•6,5 cm P. Pelota de cuero: 235-245 g; 12 cm Ø.

Partidos: 13 juegos y 1 juez

La pasaka es el único juego directo en trinquete; se coloca una red a 1,2 m de altura aproximadamente, que lo divide transversalmente y a la mitad. La cancha tiene el fraile o chaflán tradicional del trinquete.

Los dos equipos de dos jugadores compiten cara a cara. Al sacar, la pelota pasa sobre la red y debe golpear en el frontis contrario, sobre la raya o chapa; se utiliza la mano, no el guante. El objetivo es pasar la pelota por encima de la red y evitar que el otro equipo la devuelva; a excepción del saque, durante el juego la pelota puede tocar todos los muros del trinquete.

El peso y tamaño de la pelota hace que el juego sea más lento que en otras especialidades. La pelota bota muy poco, por lo que los jugadores o pashakalaris deben agacharse; entrar al «aire» es difícil, pero permite devolver la pelota con más fuerza.

La defensa y el ataque son diferentes de cada lado. Por un lado, se defiende el xilo, el corte y la red; y por el otro las dos redes. Además, la posesión de un campamento se alterna.

 

Rebote

¿Dónde? Plaza libre: 100 m L•17-20 m A.
¿Con qué? 3 zagueros: cesta plana de mimbre (joko garbi); y 2 delanteros: guante de pasaka. Pelota de cuero de 130 g.

Partidos: 13 juegos y 7 jueces

Una publicación compartida por @ramuntxo.violet el

Esta especialidad se juega en «Plaza libre»; dos equipos de cinco jugadores se envían una pelota de un lado a otro de la «línea de paso».

Se trazan dos líneas paralelas al frontón:

  • Línea interna, a 5 m: delimitada por dos líneas perpendiculares de 7 m. Área conocida como «cuadro de meta».
  • Línea de paso, a 32 m: marca la separación entre los dos campos.
    • «Du refil»: entre el frontón y la línea de paso, es más pequeño.
    • «Du butteur»: entre la línea de paso y el fondo de la plaza, es más grande.

El saque:

  • El delantero-sacador se retira el guante, ya que se hace con la mano; la pelota debe botar en el «botillo», ubicado a la mitad de la línea de paso, y se golpea en el aire.
  • En el saque la pelota puede hacer:
    • Pared: pegar en el frontón y luego en el cuadro de meta.
    • Errebot: botar en el suelo (dentro del cuadro de meta) y luego el frontón.

Las «arrayas»:

  • Se marcan cuando la pelota rebota más de una vez, se detiene o rueda, ya sea que permanezca en la cancha o salga.
  • Sólo se marcan en el campo «du refil». Se juegan cuando uno de los equipos llega a 40 o cuando hay una segunda «arraya».
  • Para jugar la «arraya» los equipos cambian de campo de juego; la línea de paso se desplaza y el campo «du refil» se hace más pequeño, lo que dificulta defender al equipo que toma la posesión. Una vez jugada(s) se regresa la línea de paso a su lugar original.

 

Fuentes: