Entrevista: Mikel Egiguren

Mikel Egiguren (2017). © Frontón México Centro de Entretenimiento

Consagrado como uno de los delanteros más importantes del jai alai, el vasco Mikel Egiguren (1977, San Sebastián, País Vasco, España) es hoy uno de los favoritos y consentidos en el cuadro de pelotaris de Frontón México. Mikel Egiguren rara vez voltea a la cámara cuando es el momento de la foto, pero siempre, siempre tiene la mejor actitud y una broma que encaja perfecto con el tema de conversación. Invariablemente, Mikel está listo para hablar de jai alai —¿acaso hay algo más de que hablar esta primavera?—, al termino de la entrevista lo único que me dice es: «—¿En serio no me vas a preguntar nada más?». Obviamente seguimos conversando: es tiempo de jai alai.

 

—¿Cuándo empezaste a jugar Jai Alai? ¿Por qué te gusta la cesta punta?

Mikel Egiguren: Empecé a jugar a los 8 años. Un tío me regaló una cesta y empecé a jugar en el garaje, luego me llevaron a una escuela. Para mí jugar cesta punta es una adicción, me encanta.

 

—¿Cómo describirías el jai alai?

ME: Este juego es velocidad, pasión y técnica, por eso te enganchas de ello. Es también un arte, una danza en la que no vale contener la pelota.

 

—¿Qué es ser pelotari?

ME: Físicamente, yo diría que tiene que ser muy elástico. Un pelotari tiene que ser fuerte, pero no muy musculoso, pues tiene que tener el brazo suelto y elástico; y mucha fuerza en las piernas. En cuanto a la actitud y personalidad, lo mejor de un pelotari es que sea aplazadizo, es decir, un hombre de plaza, una persona muy tranquila tanto cuando está el frontón lleno como vacío, vayan bien las cosas o mal: que juegue bien, que no sea un manojo de nervios. Lo más importante en los mejores pelotaris es que estén tranquilos siempre.

 

—¿Hay algún pelotari, que ya no juegue en la actualidad, a quien hayas admirado?

ME: Sí, “Katxin” Uriarte era genial en la cancha y fuera una referencia profesional.

 

—¿Hay algún pelotari que te guste ver jugar? Alguien cuyos partidos sean increíbles y un gran espectáculo de inicio a fin​.

ME: Cualquier estelar es un gran espectáculo, me gusta ver a todos los pelotaris.

 

—¿Hay algún zaguero con quien te guste jugar en parejas? ¿Por qué?

ME: Nicolas Etcheto.

 

—¿Cuál es tu jugada o movimiento favorito? ¿Nos lo explicas?

ME: Mi gesto favorito es el costado de 2 paredes. Se tira primero al muro de apoyo y luego al frontis, la pelota bota dentro de la cancha y se va a la red sin dar oportunidad al otro equipo de alcanzar a encestar.

 

—¿Haces otra cosa además de jugar Jai Alai? ¿Cómo lo combinas con el Jai Alai?​

ME: Mi vida es y gira en torno al jai alai. Además de ser pelotari tengo una empresa familiar que se llama Jai Alive en el País Vasco. Se fundó en el 2005 y hemos organizado festivales y torneos tanto en Europa como en México; aquí han sido sedes el Club España y el Frontón de Acapulco. Estamos contentos de que Jai Alive siga adelante, nos encanta y en la familia vemos la empresa como nuestro hijo y nos gusta mucho.

La escuela es un proyecto personal. Somos fundadores de la escuela de Hondarribia, llevo 10 años como monitor y entrenador: es muy bonito trabajar con los niños, vas viendo cómo van creciendo y mejorando y no solamente es jugar, intentamos también inculcarles valores y es muy gratificante. Aunque normalmente doy clase a los más mayores, a partir de los 12 años, también ocasionalmente estoy en clase con los pequeños.

En cuanto a mi vida personal, soy padre de dos hijos. Son gemelos y ambos juegan jai alai; paso mucho tiempo con ellos y también vamos mucho al frontón.

 

—¿Tienes algún pasatiempo?​

ME: Sí, practico yoga: bikram, hata, etc.

 

—¿Cuál es tu visión del jai alai?​

ME: Mi visión es un poco global. Veo todo como si fuera una pirámide: entre más chavales haya en la base jugando este deporte, más practicantes, más gente joven, la pirámide va a ir para arriba con personas que van a llegar a más y a niveles más altos, algunos a profesionales, otros a amateurs buenos. Pero sin duda lo importante es trabajar en las escuelas y darles una educación pelotística de jai alai. Hay que recordar que hay quienes lo practican por ser un deporte, mientras que otros tienen aspiraciones más grandes. Porque, bueno, no todos tienen que ser Messi ni Cristiano Ronaldo.

 

—¿Cuál es el panorama de las escuelas de cesta punta en el País Vasco?

ME: En Euskadi tenemos varias escuelas, como la de Hondarribia, Zumaya y Donosti, por mencionar algunas, porque hay muchas, todas con una media de 40 alumnos; y sí, lo que pasa es que tenemos que ir a más para que sea un deporte internacional, pero es difícil porque el material cuesta mucho dinero y las escuelas necesitan recursos para que haya más practicantes.

Normalmente los chavales empiezan a jugar a los 8 o 9 años y desde esa edad van jugando y creciendo en este ambiente; los que alcanzan un buen nivel, con 18 a 20 años, pasan a profesionales.

 

​—¿Cuál ha sido tu experiencia en Frontón México?

ME: Hasta ahora mi experiencia en el Frontón ha sido muy buena, al principio adaptándome a la cancha de 62 metros de largo y a la altura de la Ciudad de México, la cual genera que la pelota ande más rápido, como pesa menos, es más veloz. Ahora disfrutando la sinergia, me llevo muy bien con todos y a la mayoría de los pelotaris ya los conocía de antes.

 

Compra tus boletos en línea a través de www.fronticket.com.mx; o en las taquillas de Frontón México Centro de Entretenimiento. 

Showing 3 comments

Deje un comentario